Combatir el calor por la noche

dormirverano

Sobre todo en verano, el calor causa dificultades para conciliar el sueño y permanecer dormido. La primera reacción: encender el aire acondicionado, si se tiene. Aunque, muchas veces, el gasto energético y de luz de estos aparatos modernos no compensa. Y decidimos apagarlo.

¿Es posible dormir fresco en verano sin aire acondicionado? La tradición dice que sí. Ya en la época egipcia, sus ciudadanos mojaban la ropa de cama para descansar mejor y combatir las olas del calor. Nuestros antepasados nos dejaron en herencia muchos trucos. Se pueden utilizar sábanas de algodón –este material facilita la transpiración–; meterlas en la nevera o en el congelador en una bolsa de plástico­ unos minutos antes de irse a dormir (no estarán frescas toda la noche, pero si lo suficiente para coger el sueño), o usar la bolsa de agua caliente, rellenándola con agua fría, para refrigerar la cama. Nosotros le damos algún truco más:

1. Sea creativo: invente métodos que eviten que el aire caliente entre en la habitación. Por ejemplo, coloque un ventilador dirigido hacia las ventanas para impedir que entre el bochorno; o sitúe un bol lleno de hielo o de agua muy fría delante de las aspas para que el aire sea más fresco. Una sábana mojada colgando de las ventanas también ayuda.

2. Elija un pijama ligero. Si prefiere dormir desnudo también puede hacerlo. Es cuestión de gustos.

3. Aplique compresas mojadas en agua tibia en las zonas más sensibles al calor como el cuello, los codos, los tobillos o detrás de las rodillas. El contacto con el agua fría ejercerá un estímulo térmico que desencadena una vasoconstricción, provocando calor en la piel. En cambio, el calor provoca frío por la diferencia con la temperatura ambiente, según explica la hoja informativa del CDC.

4. Duerma solo. Es la mejor para mantenerse fresco, hacerlo con alguien aumenta el calor corporal y hace que la ropa de cama se quede pegajosa. Hacerlo, además, a ras del suelo, hará que esté aún más fresco ya que el calor tiende a desplazarse hacia arriba.

5. Dése una ducha de agua templada para reducir la temperatura corporal. Es muy buena técnica para sentirse fresco y limpio. Son muchos los que defienden que, aunque el choque térmico del agua fría sobre nuestro cuerpo produce una sensación instantánea, reactiva el organismo y el gasto energético, provocando al final que sintamos más rápido el calor tras la ducha que si la tomamos con agua templada. Además, mantenga los pies frescos ya que el calor entra por estas extremidades. Lavarlos antes de dormir o mantenerlos fuera de la cama pueden ser buenos trucos.

6. Cene ensalada. Evite las comidas copiosas y que necesiten consumirse en caliente como un estofado, sopa o pollo al horno. Obliga a que el cuerpo produzca más calor para digerirlas. Un gazpacho, un yogur o una ensalada son perfectos para las noches de verano. ¡Y recuerde, beba mucha agua!, recuerda la OMS. El cuerpo la utiliza para evacuar calor.

7. Apague completamente las luces y los aparatos electrónicos. No vale en stand by: gastan energía y siguen emanando calor. Y sustituir las bombillas incandescentes por fluorescentes compactos: producen la misma luz pero utilizan una quinta parte de la energía y emanan menos calor.

Por último, si puede dormir al aire libre, hágalo. Invente una acampada en la azotea o vaya al campo a dormir cerca de un lugar con agua (el agua suspendida en el ambiente, refresca), y convierta una noche terrible de calor en toda una aventura.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2014/07/18/buenavida/1405680416_626488.html

Arcón BETY en oferta

arcon_bety

¡NOVEDAD!

Si necesitáis espacio extra en casa, estáis de suerte: acabamos de poner en oferta el Canapé Arcón modelo BETY de Bedtime.

¡Desde 369€, con un 45% de descuento!

Sus características más destacadas son su gran capacidad, dado que se aprovecha la casi totalidad del espacio interior del arcón, y su robustez gracias a la estructura de acero reforzado.

Más información en tiendas Vitalcama y en www.vitalcama.es

Tipos de almohadas

dormitorio_almohadas

Si hacemos caso de la regla de los tercios en la vida diaria, entonces dedicamos un tercio a trabajar, otro al ocio y el último al descanso. Un buen colchón nos garantiza un descanso de calidad, pero a menudo prestamos poca atención a la almohada ¡Grave error! La almohada debe ser cómoda y ayudarnos a mantener la columna vertebral en una postura correcta cada noche para evitar desde falta crónica de descanso a contracturas en cuello y espalda.

El tipo de relleno es un factor determinante en la elección de la almohada. Con el objetivo de que encuentres la que mejor se adapte a tus necesidades y te permita conseguir el sueño en la postura más adecuada, atendiendo a tus características anatómicas, te detallamos los diferentes tipos de almohadas para tu elección.

VISCOELÁSTICA: Ofrecen una firmeza media combinada con adaptabilidad. Su principal ventaja es que se amoldan perfectamente a la forma y postura del cuerpo.

FIBRAS DE POLIÉSTER
: El problema que tienen es al lavarlas. Si es de mala calidad, quedará apelmazada. Por eso hay que elegirla de gran calidad. Su material es el relleno de poliéster, una fibra ahuecada y cardad. Son las almohadas más baratas y en general una buena elección para casas de vacaciones.Suelen ser muy firmes, por lo que si no te convencen, siempre puedes descoserlas y sacar parte del relleno. Son apropiadas para dormir de lado o boca arriba.

LÁTEX: Adaptables a la forma y al peso de la cabeza. Se trata de un material natural (siempre que se trate de Látex natural, de lo cual hay que asegurarse) que transpira muy bien, y se adapta con facilidad a la forma del cuello. Además es antialergénico.

CERVICALES: Hechas para prevenir y mejorar dolores cervicales. Tratan de sujetar al cuello, la nuca y la cabeza para mantener cervicales en todo momento protegidas. Tienen forma de vaivén. Divididas en zonas de mayor o menor dureza, estas almohadas a menudo resultan cómodas únicamente para las personas que duermen boca arriba.

GEL: Son uno de los últimos rellenos en llegar al mercado. Están rellenas de una espuma de poliuretano con mezcla de polioles sintéticos y naturales (Aloe-Vera). Son de la familia de las viscoelásticas, pero con características propias. Resultan muy frescas y transpirables.

PLUMA: Este relleno natural da como resultado un soporte de poca firmeza, por lo que pueden ser muy adecuadas para aquellos que duermen boca abajo, a pesar de que desaconsejamos esta postura para dormir en la medida de lo posible. Transpiran poco en verano, y a personas sensibilizadas les pueden provocar alergia. Son de mejor calidad que las anteriores dado su origen natural y duran mucho, aunque es muy recomendable seguir las instrucciones del fabricante en cuanto a limpieza, ya que no se deben lavar.

Fuente: http://descansosalud.blogspot.com.es/2013/11/los-diferentes-tipos-de-almohadas.html

La importancia de la almohada

almohada-fisioadapt-bedtime

¿Sabías que elegir una buena almohada almohada es tan importante para lograr un buen descanso como el propio colchón? El cuello y la zona cervical sufren mucho durante el descanso. Una buena almohada no debe contener ningún “muy”; no debe ser ni muy blanda, ni muy dura, ni muy alta, ni muy baja. El cuello debe reposar en línea recta con la columna vertebral.

En Vitalcama disponemos de almohadas adaptables en altura, como la almohada viscoelástica Fisioadapt de Bedtime, que se ajusta a la línea del cuello y el hombro y viene con perfilaciones para favorecer la transpiración y evitar la sensación de vacío en el oído.

Más información sobre la almohada Fisioadapt de Bedtime: http://www.vitalcama.es/almohadas/193-almohada-fisioadapt-bedtime.html

TEMPUR en Vitalcama

tempur_2016_100x138

Los colchones TEMPUR son famosos por estar entre los mejores del mundo. Fabricados con una materia usada por la NASA por su enorme durabilidad y adaptabilidad a todos los entornos, tienen hasta 15 años de garantía.

Nosotros te los ofrecemos ahora con un descuento muy especial y la posibilidad de financiarlos en 20 meses SIN INTERESES.

El material TEMPUR® se amolda a los contornos de su cuerpo, ofreciéndole un soporte perfecto cuando descansa en su posición preferida. Reduce los puntos de presión que causan vueltas y movimiento por las noches.

Descubre más acerca de los colchones TEMPUR: http://www.vitalcama.es/6_tempur?orderby=name&orderway=asc

¿Dormir con el estómago lleno o vacío?

cenar

No cometas el error de irte a la cama con el estómago vacío. Come algo ligero y recuerda que debe pasar una hora y media antes de acostarte.

Existen ciertas voces a favor y otras en contra en relación a esta pregunta, que genera debate en diversos ámbitos. ¿Qué es más recomendable? ¿Dormir con el estómago vacío o lleno? En realidad, ninguno de los extremos son buenos. Entérate más en el siguiente artículo.

Dormir con el estómago vacío: qué saber

Muchos creen que irse a la cama sin comer es una buena solución para adelgazar, pero esto es incorrecto, ya que los alimentos son necesarios para un descanso adecuado. No hay nada peor que despertarse porque los ruidos en el estómago no nos dejan dormir.

Esta creencia equivocada se basa en la hipótesis de “todo lo que cenamos, lo engordamos” y por ello se indica que es mejor ir a la cama sin comer. Sin embargo, la sensación de vacío hará que por la mañana devoremos todo lo que encontremos en la nevera o bien nos levantemos a la madrugada a “picar” algo, que no es bueno para nuestro organismo, ya que en lugar de escoger una manzana, preferiremos las sobras de la comida o algo frito.

El funcionamiento del cuerpo humano nos informa sobre cuáles son los mejores hábitos a seguir. Acostarse con hambre o sin comer asegura una noche sin pegar ojo o dormir muy mal. Al otro día, las consecuencias serán más graves de lo que piensas, sobre todo si esta conducta la repites a diario.

Entonces, como siempre se dice, los extremos no son buenos, y lo que se aconseja es comer y dejar pasar algunas horas una vez que finaliza la cena hasta que nos acostamos. Si ya es una hora muy avanzada como para cenar, no cometas el error de no probar bocado, sino que puedes optar por alimentos más ligeros, tales como sopas, un yogur con cereales, un té con tostadas, etc. Pero bajo ningún punto de vista vayas a dormir con el estómago vacío.

Las investigaciones indican que el tiempo de espera entre terminar de comer e ir a dormir es de una hora y media. En ese lapso puedes aprovechar para lavar los platos, leer, estudiar, mirar un poco de televisión (tampoco demasiado), charlar con tu pareja, ordenar la casa, preparar la ropa para el otro día, etc. Es preferible una cena rica en carbohidratos y baja en proteínas. Abstenerse de grasas saturadas, porque lo único que logran es una digestión pesada, además de gases y molestias para dormir.

Si muchas veces te ha ocurrido que llegas tarde del trabajo o la Universidad y te preguntas si te conviene cenar a esa hora o mejor “seguir de largo” e ir directo a la cama, no lo dudes. Come alguna cosa liviana, pero nunca te vayas a dormir con el estómago vacío. Esto puede provocar, como dicen los estudios científicos, pérdida del sueño y problemas para descomponer la masa muscular durante la noche. Tener hambre hace que el cerebro se mantenga en estado de alerta. Cuando no duermes lo suficiente, el metabolismo disminuye y aumentan los niveles de grelina, una hormona que estimula el apetito, provocando que al levantarte comas con más desesperación, sin medir las cantidades ni lo que estás ingiriendo.

Ir a la cama sin comer o con hambre provoca que duermas menos y es negativo si quieres construir músculos. Cuando el cuerpo está privado de nutrientes durante varias horas rompe los músculos para obtener energía. Si quieres perder peso, no es una buena idea no comer a la noche, así como tampoco saltarte comidas.

Las desventajas de dormir con el estómago lleno

En la vereda contraria a lo expuesto anteriormente, están aquellos que se atiborran de comida en la cena y luego se van a la cama pareciendo que pesan cinco kilos más. Cuando llenas tu cuerpo con comida, ésta se acumula en el estómago, órgano encargado de producir enzimas y ácidos para hacer la digestión. La sangre va directo a esta zona y puede que te sientas con ganas de dormir, sin embargo, debes esperar un tiempo prudente para ir a la cama, aunque sea para mirar televisión o leer.

Comer mucho e ir a dormir inmediatamente causa no sólo sobrepeso sino también acidez, sensación de “fuego” en el esófago, problemas para conciliar el sueño, pesadillas, etc. Pero atención, porque la cena por si sola no engorda, sino que depende de las cantidades y los alimentos que se ingieren a la noche. Los nutricionistas indican que lo mejor es dejar de consumir hidratos de carbono al menos cuatro horas antes de dormir y que como mínimo hay que esperar dos horas entre la cena y acostarse.

El metabolismo es más lento durante la noche, la digestión tarda más en efectuarse, esto provoca gases, por el aumento de fermentación de la comida en los intestinos, por ejemplo. Descansar después de comer si es necesario, pero no es lo mismo que dormir. Sentarse cómodamente en el sofá a charlar, leer o mirar televisión antes de ir a la cama.

Lo que también indican los expertos es que no hay problemas con bañarse después de comer, siempre y cuando el agua no esté demasiado caliente y no se tarde mucho en la ducha. Lo que si está prohibido es nadar, porque hay una competencia en la irrigación sanguínea, entre los músculos del sistema digestivo y el de los miembros inferiores y superiores. Por ello es que suelen haber calambres.

Acostarse inmediatamente después de cenar, sobre todo si se sirvieron varios platos o si el menú era alto en calorías y grasas, aumenta la posibilidad de sufrir reflujo. Esto provoca dificultad para conciliar el sueño y problemas para dormir. Lo ideal es comer más frutas y vegetales por la noche y dejar de lado los azúcares, los fritos y las harinas.

Fuente: http://mejorconsalud.com/es-mejor-dormir-con-el-estomago-vacio-o-lleno/

Topper Tencel desde 179€

topper_tencel

Muchas personas no aciertan a la hora de comprar colchón. Puede ser que lo compraran por internet y que no es lo que esperaban, que no lo probaran lo suficiente en la tienda, o no lo probaran en absoluto, o que pese a haberlo probado, con el tiempo son incapaces de adaptarse a él. Llegados a este punto parece que sólo quedan dos opciones: cambiar de colchón, o aguantar con él hasta poder comprar otro, con las consecuencias que eso pueda tener para la salud y el descanso. Sin embargo existe una tercera opción.

Existe lo que se llaman sobrecolchones o “topper”, que son una especie de colchonetas fabricadas en materiales similares a los colchones (viscoelásticos, espumaciones, etc.) , y que van ubicados encima del propio colchón para hacerlo más suave y adaptable.

Aunque siempre que sea posible sugerimos cambiar el colchón al completo, a veces sabemos que no es posible y por ese motivo ofrecemos nuestro Topper Tencel como una alternativa asequible y de calidad. Tiene 6,5 cm. de grosor y su tejido exterior es Tencel, una fibra más suave y acogedora que el algodón, ideal para mejorar la acogida del colchón.

Puedes conseguirlo desde sólo 179€, ¡infórmate y pruébalo en cualquiera de nuestras tiendas!

¿Es bueno hacer ejercicio antes de acostarse?

42756

El ejercicio físico es importante para mantener la salud de tu corazón y pulmones. Sin embargo, tener el tiempo para hacer ejercicio puede ser un reto y la noche puede ser la única opción disponible. Un concepto erróneo es que hacer ejercicio antes de acostarse (incluso horas antes) es perjudicial para el sueño. Si bien esto puede ser cierto para algunas poblaciones, en su mayor parte, el ejercicio antes de acostarse (incluso 30 minutos antes de irse a dormir) no es malo para ti.

CONCEPTOS ERRONEOS
El ejercicio vigoroso libera adrenalina y noradrenalina, dos estimulantes de tu cuerpo que elevan el ritmo cardíaco y la temperatura corporal. El ejercicio en este nivel puede provocar que te sientas más alerta y despierto. Según el Dr. Gabe Mirkin en su sitio web de salud y bienestar, estos efectos por lo general no van en detrimento de tu capacidad para dormir.

SINCRONIZACIÓN
Las recomendaciones sobre el momento adecuado para hacer ejercicio varían de una fuente a otra. El Centro Médico de la Universidad de Maryland recomienda evitar hacer ejercicio intenso dos horas antes de dormir. El ejercicio relajante o moderado no puede afectar el sueño en absoluto. Pero si haces ejercicio vigoroso (durante una hora o más al mismo tiempo) y lo hacen de dos a tres horas antes de acostarte, te darás cuenta que puedes dormir mejor y más profundamente.

TRASTORNOS DEL SUEÑO
En algunos casos, el ejercicio puede ayudarte antes de irte a dormir. Esto es cierto si tienes un trastorno del sueño como el insomnio. Aunque la relación exacta entre dormir mejor, hacer ejercicio y los trastornos del sueño no ha sido claramente definido, Shawn Youngstedt, un investigador de ciencias del ejercicio en la Universidad de Carolina del Sur, entrevistado en “EE.UU. News & World Report”, dice que el ejercicio puede ayudar a relajar a una persona y a reducir la ansiedad relacionada con el sueño.

ANÁLISIS COSTO-BENEFICIO
La relación entre el ejercicio y el sueño varía de persona a persona. Algunas personas que se ejercitan vigorosamente antes de irse a la cama no experimentan problemas para dormir, mientras que otros tienen una mayor dificultad. Al decidir qué es lo mejor para ti, considera el beneficio del ejercicio para tu cuerpo y compáralo con lo difícil que resulta conciliar el sueño. Si decides hacer ejercicio antes de acostarte, toma las medidas que te ayuden a relajarte y a dormir, como leer un libro o escuchar música relajante, esto reducirá el ruido excesivo y hará que la habitación se sienta fresca y cómoda. Tomar estas medidas puede ayudar a compensar el estado de alerta que puedes experimentar después de hacer ejercicio.

Fuente: http://www.ehowenespanol.com/malo-ejercicio-inmediatamente-irse-dormir-info_120679/

¿Te levantas con los ojos hinchados?

ojos-.hinchados

Los ojos hinchados son un problema con el que muchas y muchos nos encontramos al despertarnos por la mañana pero ¿cuáles son sus causas y soluciones?

Causas por las que se hinchan los ojos

Son muchas las razones por las que nuestros ojos pueden aparecer hinchados y enrojecidos. Algunos de los factores que consiguen que nuestros ojos aparezcan hinchados son:

  • Falta de sueño. Un descanso insuficiente o de poca calidad (interrumpido) es una de las causas más comunes.
  • Sufrir algún tipo de alergia.
  • Un consumo excesivo de sal.
  • Leer con poca luz o estar muchas horas delante de la televisión, del ordenador o del teléfono móvil.
  • Frotarse o tocar los ojos demasiado puede empeorar la inflamación o las bolsas de los ojos y más aún si se usan lentes de contacto.
  • La dieta también incide en la salud de nuestros ojos.
  • Padecer de retención de líquidos.

¿Qué podemos hacer para evitar los ojos hinchados?

Son muchos los trucos o remedios que podemos poner en práctica para tratar de eliminar la hinchazón de nuestros ojos:

  • Aplicar frío sobre los ojos hinchados, podemos hacerlo directamente con agua fría o colocando una toalla húmeda que habremos dejado en la nevera toda la noche. El frío ayudará a rebajar la hinchazón de los ojos.
  • Rodajas de pepino o de patata: aplicar unas rodajas de pepino o de patata recién cortadas sobre los ojos y dejar actuar durante unos minutos.
  • Aplicar dos bolsitas de té (a poder ser con cafeína) que habremos remojado en agua caliente y luego enfriado en la nevera. Debemos dejarlas actuar durante al menos cinco minutos.

Otros consejos que nos ayudarán a luchar contra los ojos hinchados

  • Es aconsejable que bebamos mucha agua.
  • Si usamos lentes de contacto debemos quitarlas y dejar que nuestros ojos descansen.
  • Usar cremas naturales, si son de aloe vera mejor, para ayudarnos a cuidar nuestros ojos.
  • Dormir con la cabeza un poco elevada.
  • Desmaquillar los ojos con mucho cuidado antes de irnos a la cama.
  • Dormir las horas necesarias, sin interrupciones, para un buen descanso.
  • Evitar un consumo excesivo de sal.

Fuente: http://www.enbuenasmanos.com/ojos-hinchados

Colchón Platinum de Bedtime

colchon-platinum-de-bedtime

¿Quieres conocer la gama alta en colchones? Te presentamos el PLATINUM de Bedtime. De fabricación nacional, está compuesto por la nueva materia Fisiopur®, muy superior al viscoelástico convencional. Una auténtica joya en confort y durabilidad.

Es uno de los colchones que menos reclamaciones o devoluciones tiene y que mayor nivel de satisfacción genera entre nuestros clientes. La marca, Bedtime, aunque todavía no es muy conocida en España, ha entrado fuerte en el mercado gracias a un gran equipo de profesionales de la salud, entre ellos fisioterapeutas, que llevan a cabo los pertinentes controles de calidad para asegurar que cada modelo consigue una óptima adaptación al cuerpo con las mejores prestaciones dentro de su gama.

Imagina descansar en un colchón así durante los próximos 10 o 15 años de tu vida. ¡Ven y pruébalo! ¡Ahora lo tenemos al 40%!

Más información: http://www.vitalcama.es/fisiopur/116-colchon-platinum-de-bedtime.html
Página oficial de Bedtime: http://www.bedtime.es/producto/colchones/colchon-platinum-de-bedtime/